24 May 18

6 malos hábitos que te cuestan mucho dinero

Comentarios desactivados en 6 malos hábitos que te cuestan mucho dinero

publicado por en la categoría Economía, Finanzas personales

Cuando nos planteamos ahorrar no solemos prestar atención a esos malos hábitos que, modificados o corregidos, nos podría suponer un buen ahorro de dinero además de otros beneficios.

No se trata de dejar de fumar sólo por ahorrar, se trata de ser conscientes de la existencia de hábitos poco recomendables que además nos cuestan una gran cantidad de dinero al cabo del año.

Fumar

Fumar es un mal hábito que, además de muy poco saludable, nos cuesta cientos de euros al año. En este caso hay dos variantes de gasto, por un lado el gasto directo que hacemos cuando compramos tabaco, por otro lado el gasto médico que supone a lo largo del tiempo. Este segundo gasto es más difícil de cuantificar, y generalmente crece cuantos más años llevamos fumando.

Sin embargo, calcular cuánto gastamos al año a comprar tabaco es mucho más sencillo. Por ejemplo, un fumador de una cajetilla diaria, que fuma todos los días del año a razón de cinco euros la cajetilla, asume un gasto superior a los 1800 € anuales en tabaco.

Independientemente de la cantidad que fumes, se trata de un gasto absolutamente innecesario, malo para tu salud, y que pueden permitirte ahorrar un buen dinero si lo dejas.

Juegos de azar

Hay una frase que circula desde hace muchos años en relación a los juegos de azar, esta frase viene a decir que quienes juegan de manera sistemática a las loterías, etc., son aquellos que asumen un impuesto especial por no dominar bien las matemáticas.

El cálculo de probabilidades que supone la inversión y la opción de aceptar en la lotería, o en otros juegos de azar, arrastra a muchas personas que no meditan realmente el coste final para su bolsillo de apostar.

El cálculo es fácil, piensa en cuánto inviertes semanalmente en este tipo de juegos desde hace años, multiplicado por las semanas que tiene un año y puede que te sorprendas del dinero que has dejado de ahorrar.

No somos racionales con los juegos de azar y esto es un problema. Nunca entraríamos en una inversión cuyas probabilidades de multiplicarse fueran inferiores a las probabilidades de que nos caiga un rayo encima, pero lo goloso de los premios nos hace poco razonables. Y esto no es una buena idea.

Consumir alcohol

El consumo de alcohol es un hábito muy extendido, por lo social, en nuestro país. Discusiones aparte sobre dónde está la medida exacta para lo que es saludable o lo que no lo es, lo cierto es que un consumo continuo de alcohol no sólo no es saludable en absoluto sino que también supone un gasto importante para el bolsillo.

De la misma manera que hemos hecho con el tabaco o con los juegos de azar, una reflexión sobre lo que te gastas en alcohol a lo largo de la semana puede darte un paisaje curioso, y en muchos casos sorprendente por lo elevado. Piensa que, además, en muchas ocasiones al tratarse de un gasto social lleva aparejados otros gastos como el consumo de tabaco por ejemplo.

Por supuesto esto lo podríamos extender al consumo de drogas que puede ser perfectamente el detonante del naufragio de una economía personal, tanto en el caso de las drogas llamadas duras como de las llamadas blandas.

Además, en el caso del alcohol no sólo se trata de la salud. El consumo de alcohol está asociado a grandes gastos. Y es que todo el mundo ha gastado más de la cuenta una noche de borrachera y después se ha arrepentido.

Descuidar la salud

El ejemplo más evidente de lo que puede suponer para nuestro bolsillo descuidar nuestra salud es el de la higiene bucodental.

Mantener malos hábitos relacionados con la salud de nuestra boca, retrasar revisiones y tratamientos, puede acabar derivando en facturas por valor de miles de euros, además de en problemas serios de salud general.

Llevar una vida sana y mantener hábitos saludables no sólo es una buena idea para nuestro cuerpo y nuestra mente, también lo es para nuestro bolsillo.

Descuidar el mantenimiento del coche

Hay dos elementos clave en cuanto al gasto que puede suponer nuestro vehículo, por un lado el descuido en cuanto al mantenimiento y por otro lado los estilos de conducción agresivos y poco eficientes.

Un mal mantenimiento del vehículo, saltándonos revisiones y no teniendo al día todos aquellos aspectos necesarios de la mecánica del coche, puede acabar conduciendo a una avería grave y a un coste superior al necesario. Además, un coche en mal estado de mantenimiento generalmente tenderá a un mayor consumo, innecesario, de combustible.

Del mismo modo un estilo de conducción determinado puede influir mucho tanto en el desgaste como en el consumo de combustible en un coche. La idea de la conducción eficiente, que busca obtener el mejor rendimiento del vehículo, el menor gasto de combustible y el menor impacto medioambiental, es probablemente otra manera interesante de ahorrar.

Comprar de manera compulsiva

Todo el mundo deberíamos preguntarnos de vez en cuando si estamos comprando lo que es necesario, o, si por el contrario compramos más de lo necesario o de manera compulsiva.

En un mercado global en el que todo está a nuestro alcance a través de Internet, las compras innecesarias se ha convertido en un mal hábito fuente de gastos extra que impiden el ahorro. Aunque resulte difícil debemos tratar de repasar nuestros hábitos de compra, la compra compulsiva puede suponer un enorme gasto que además no siempre somos capaces de reconocer. Aprender a comprar con nuestra era sin duda un gran ahorro, más de lo que pensamos.

Imagen de Flickr


Comentarios desactivados en 6 malos hábitos que te cuestan mucho dinero

Etiquetas: , , , , ,