14 Jul 14

5 formas de gastar menos en tu alojamiento vacacional

publicado por en la categoría Economía, Finanzas personales

Depende mucho del destino, pero de media se estima que el alojamiento supone más de 70% del gasto en el que incurrirá una familia en sus vacaciones. Ahorrar en esa partida puede suponer la diferencia entre hacer el viaje deseado o tener que conformarse con otras alternativas.

5 formas de gastar menos en tu alojamiento vacacional

Pensar en vacaciones es hacerlo en descansar y desconectar, pero también en vivir nuevas experiencias, conocer lugares diferentes, experimentar… El problema es si bien las dos primeras son prácticamente gratuitas, las siguientes no. Viajar al extranjero no lo es. En términos generales, cuanto más experiencial es el viaje, mayor es también el gasto. Y de entre todos los dispendios, el alojamiento suele ser uno de los más importantes, salvo la excepción marcada por los vuelos de larga distancia.

En esta ocasión queremos acercaros cinco fórmulas para rebajar el coste del alojamiento en vacaciones. ¡Empecemos!

Compara precios

Puede parecer de Perogrullo, pero nunca está de más recordar que es importante comparar precios, bien a través de agencias si queremos contratar un paquete vacacional o de la web. Hoy en día existen multitud de páginas dedicadas a enfrentar precios de hoteles, casas rurales y de alquiler como pueden ser Trivago, Niumba, Kayak, Atrápalo o Wimdu. Aprovecha esta información y no te olvides tampoco de comparar después sus resultados con lo que aparezca en la propia página web del hotel.

Reserva con tiempo o en el último momento

Las grandes ofertas se centran bien en torno al mes de abril y mayo para el mes de agosto o a última hora, cuando los hoteles tienen todavía plazas libres que saben que difícilmente lograrán ocupar. La segunda opción tiene un claro inconveniente, y es que podemos quedarnos sin plazas en el destino deseado, pero es un riesgo que pese a todo muchos están dispuestos a correr.

Además, uno de los consejos más repetidos para ahorrar en vacaciones es ser flexible con el destino y las fechas. Como ocurre también al comprar vivienda, si acotamos mucho la zona y esta tiene na alta demanda, estaremos obligados a pagar también un alto precio. La diferencia aquí es que las vacaciones se pueden posponer para otro momento en el que el coste no sea tan elevado.

Sé flexible. Un hotel es más barato si…

No está en el centro o si en lugar de ser un cinco estrellas es un albergue o un hostal. La ubicación, tipología o los servicios adicionales como internet, piscina, sala de masajes, etc. encarecerán el precio.

La clave no está en dejar todos de lado, sino en valorar en su justa medida el uso que vamos a hacer de los mismos y lo importante que de verdad son para nosotros. Así, por ejemplo, si queremos disfrutar de nuestro ordenador para ver una serie en streaming por la noche, cuando lleguemos cansados de recorrer la ciudad, sí que buscaremos wifi, como lo haremos con la piscina o con la sala de gimnasio si de verdad pensamos practicar deporte.

Elije el alquiler

El hotel sigue siendo el destino preferido para la mayoría de españoles. No en vano, un hotel suele ser más cómodo que un apartamento de alquiler: servicio de limpieza y restaurante juegan su papel en este punto. Sin embargo, el alquiler es una opción más que válida y que además suele ofrecer precios mucho más asequibles para estancias superiores a una semana.

Otra de las ventajas del alquiler es que ofrece una libertad de horarios de la que no se puede disfrutar en un hotel, algo muy útil para familias con niños, por ejemplo. Así, los padres también podrán disfrutar de un poco de intimidad, algo más complicado en el hotel.

Intercambia tu casa

Una opción quizás demasiado drástica para la mayoría pero que sin duda es la que mayores ahorros reportará. Por fortuna, hoy existen en internet varias páginas destinadas a facilitar el intercambio de hogares de forma segura y donde se pueden conocer las opiniones de quienes han cambiado su casa con unas u otras personas. Existen incluso portales en los que se puede intercambiar casa sin necesidad de ceder la vivienda propia.

En algunos casos el intercambio de vivienda ofrece la oportunidad ideal para conocer la ciudad de la mano de los dueños o inquilinos de la casa si se coincide con ellos durante algunos días.

Y tú ¿Qué fórmula utilizas para gastar menos en vacaciones?

Imagen de Flickr por ♥Melu♥Rogi♥



Etiquetas: , ,

Deja un comentario